En 1991 comienza como un local de venta minorista con fabricación artesanal propia en el centro de Elortondo con excelentes resultados y se logra incluso, llevar heladerías a los alrededores.

Gracias al éxito obtenido durante esa primer temporada, se planifica para 1992 ampliar la capacidad de producción, incorporar nuevos sabores y desarrollar otros productos helados envasados.

Para hacer posible esa expansión se tuvo que responder con tiempos y capacidades acordes a las requeridas ya que se avanzaba muy rápidamente. Se reformulan recetas y métodos productivos para cumplir con los requisitos de elaboración, se capacita al personal de todas las áreas con profesionales reconocidos del rubro a la vez que se ampliaba y reacondicionaba la planta.

Desde ese momento se ha invertido constantemente en infraestructura edilicia triplicando la superficie de la planta, incorporando maquinaria de última tecnología, sumando profesionales al staff y contando con asesores externos, desarrollando la comunicación para heladerias y sumando vehículos para la flota logística.

Este aggiornamiento no se ha detenido durante los más de 22 años de trayectoria y es lo que hace posible nuestra actual infraestructura y cadena de distribución, sin dejar de lado, por supuesto, la calidad que siempre nos ha caracterizado.